REDUCIR LOS PLAZOS CON DDMRP – TRES EJEMPLOS
17 diciembre, 2020
¡ESTO NO ES UNA LIMITACIÓN, SINO UNA JOYA!
17 diciembre, 2020

El efecto látigo (bullwhip effect*): Los profesionales de la cadena de suministro están familiarizados con este fenómeno: un pequeño cambio en la demanda de las fases posteriores puede crear grandes fluctuaciones en las fases anteriores y, a la inversa, pequeñas demoras en las fases anteriores pueden crear un desastre para los actores de la cadena de suministro posteriores.

Esto crea distorsiones y tensiones a lo largo de la cadena de suministro, lo que provoca roturas o exceso de stock y costes de emergencia.

Si usted no es un profesional de la cadena de suministro, puede haber sentido el mismo efecto, se llama cuello de botella. ¿No se ha quedado atascado en una de esas ralentizaciones severas en la autopista sin causa identificable?
La experiencia del video más abajo nos muestra como en una carretera circular aparecen esos atascos fantasmas.

 

 

En 2017, el MIT* repitió el mismo experimento, pero insertó un solo coche equipado de control de crucero adaptable. Se descubrió que al insertar este único amortiguador en el sistema se amortiguó la onda hasta el punto de que la congestión desapareció efectivamente. Desafortunadamente, el video ya no parece estar disponible, pero puede encontrar más detalles sobre este experimento siguiendo los siguientes enlaces.
*MIT: Massachusetts Institute of Technology

https://www.technologyreview.com/s/607841/a-single-autonomous-car-has-a-huge-impact-on-alleviating-traffic/

https://arxiv.org/pdf/1705.01693.pdf

Un experimento similar fue realizado por Ford y la Universidad de Vanderbilt en 2018 :

 

Espere un momento. ¿Qué tiene que ver esto con las prácticas impulsadas por la demanda?

Los buffers de existencias y tiempo implementados en un modelo operativo impulsado por la demanda se comportan como un control de crucero adaptativo: cuando el buffer está demasiado vacío o demasiado lleno, se realizan mediciones continuamente para ajustar el ritmo de la corriente ascendente.

No es necesario colocar los amortiguadores en todas partes; sólo hay que colocarlos en determinadas posiciones para amortiguar la variabilidad.

Esto cadencia todo el flujo basado en la demanda y las limitaciones de su sistema.
Como resultado, los conductores están mucho menos estresados.

¡Inténtelo! (Pruebe nuestro Control de Crucero Adaptativo, quiero decir 😉