CURSO DEMAND DRIVEN PLANNER PROFESSIONAL versión 3.0 (online) febrero 2021
19 noviembre, 2020
IMPLANTACION DE DEMAND DRIVEN A DISTANCIA
16 diciembre, 2020

 

Ha implementado todo o parte del modelo operativo demand Driven para impulsar sus operaciones, por lo que debería estar preparado para hacer frente a situaciones de incertidumbre.

Sin embargo, el periodo actual presenta un nivel sin precedentes de interrupción.

Sus fábricas, proveedores o clientes pueden estar parados o ser extremadamente lentos. Tal vez, se enfrenta a una demanda excepcional porque opera en el sector sanitario.

Una cosa es cierta: el efecto látigo está en juego, y continuará a un nivel extremo los próximos meses, lo que puede ser devastador.

¿Qué prácticas se deben recomendar a corto plazo para aprovechar al máximo su modelo Demand Driven? ¿Qué lecciones se pueden aprender para mejorar su modelo en el futuro?

La intención de este post es dar algunas pistas, pero no pretende ser exhaustiva – su autor nunca se ha enfrentado a tal situación y no tiene las soluciones. Así que no duden en reaccionar y contribuir para que todos podamos aprender juntos.

Aprovechar las prioridades relativas

Existe un alto riesgo de que no sea capaz de satisfacer toda la demanda o que tenga que adelantarse a que sus clientes pidan a corto plazo. DDMRP le permite identificar prioridades relativas y gestionar situaciones de escasez o exceso de la manera más equilibrada posible.

Monitorizar los picos de demanda

Más que nunca, estamos viendo excepcionales peticiones de compra de un solo artículo, y no sólo de papel higiénico… ¡Analice los picos de demanda que ve y no dude en cuestionarlos! Corre el riesgo de enviar sus existencias más estratégicas a un cliente que teme quedarse sin nada, pero que terminará con un exceso de stock y no le pedirá nada durante mucho tiempo.

Tal vez tenga con sus clientes B2B pedidos mínimos que generan importantes demandas puntuales. Por ejemplo, usted entrega a los distribuidores que piden una vez al mes, o sus representantes de ventas ofrecen descuentos para los pedidos que superen un cierto importe. Lo último que quiere en este momento es tratar con solicitudes únicas e inapropiadas – tal vez sea el momento de ofrecer temporalmente envíos más frecuentes en cantidades más pequeñas.

Si ha establecido una gestión de suministro compartidas con sus clientes (VMI) y tiene visibilidad sobre sus existencias y su consumo real, podrá gestionar esta fase lo más estrechamente posible. ¿Aún no está en VMI? ¡Piénselo para el futuro!

Gestione las prioridades de planificación y las alertas de ejecución con más disciplina en el día a día.

La variabilidad de la oferta y la demanda es extrema. Más que nunca, implementar la disciplina operacional sobre una base diaria en lugar de semanal. Gestione su buffer de tiempo en el taller, al menos una vez por turno. Controle todas las excepciones de forma disciplinada.

Ajuste el cálculo de su CMD (Consumo Medio Diario de artículos)

El modelo operativo incluye un método para calcular el consumo diario promedio para dimensionar el buffer. Existe un fuerte riesgo de que el elemento de demanda que se utiliza para el dimensionamiento de sus ciclos de reposición sea más incierto que nunca, y que la mecánica de cálculo sea temporalmente inadecuada.

Si, por ejemplo, calcula todo o parte de su CMD en el historial de envíos recientes, y sus envíos son muy lentos o incluso interrumpidos, sus buffers disminuirán demasiado.

Por lo tanto, debería evaluar su método de cálculo del CMD para obtener la estimación menos mala de la demanda aplicable hoy en día.

Recuerde una cosa: el motor de la demanda en el mercado, las necesidades reales de los consumidores finales, no debe cambiar mucho una vez que la crisis haya terminado. Estos cambios a medio plazo sólo deberían ser de un pequeño %, quizá, por ejemplo -5 o -10%. Seguiremos comiendo, lavándonos, cuidando de nosotros mismos y consumiendo productos de alta tecnología.

Si calcula su CMD basado en el histórico de venta, amplíe su horizonte de referencia para reducir los efectos. También puede excluir un periodo que considere demasiado perturbado. Si incluye previsiones, asegúrese de que los pronosticadores funcionan más que nunca en la información sobre consumo final (vender) y en un nivel agregado.

Spoiler: su CMD será falso, y probablemente peor de lo habitual. Puede ser apropiado aumentar las zonas rojas aumentando temporalmente los factores de variabilidad.

Evalúe los escenarios de su DD S&OP

Todas sus previsiones existentes y S&OP acaban de ser realizados. El futuro es totalmente incierto. Todo lo que puede hacer es establecer una serie de escenarios -optimistas, pesimistas- con sus equipos en contacto con el mercado. Evalúe el impacto de estos escenarios en la evaluación del buffer y la carga de sus puntos de control con el módulo DD S&OP (Replenishment+ APM).

Decida los ajustes de capacidad y buffer y aplíquelos mediante los factores de ajuste planificados.

Anticípese, pero no se decida demasiado pronto.

Adapte sus buffers según los escenarios de S&OP  e implemente un proceso de monitorización más cercano al habitual. Utilice el análisis de su modelo operativo para detectar desequilibrios y desviaciones significativas. Es posible que su equipo de Reconciliación Táctica necesite hacer una revisión semanal en lugar de mensual.

No dude en reducir sus zonas verdes para una adaptación más frecuente, así como sus plazos desacoplados cuando reflejen un horizonte de planificación fijo.  Cuanto más frecuentemente y lo más cerca posible de la demanda real, mejor se adaptará.

¡Poner el flujo en el centro del juego, luchar contra las reducciones de costes a corto plazo!

Ya estamos viendo decisiones drásticas, sobre todo en los grandes grupos: congelar o cancelar todos los proyectos, despedir a todos los trabajadores temporales, preparar planes de despido, etc.

No cabe duda de que esta crisis tendrá repercusiones económicas y pondrá en peligro el flujo de caja de varias empresas, por lo que deben adoptarse medidas de precaución.

No olvidemos que el flujo de caja es fundamental para la sostenibilidad de la empresa y su adaptación a la próxima turbulencia. Asegúrese de que sigue siendo el centro de las decisiones de gestión, en un momento en que la reducción de costes será el alfa y el omega de algunos. El proceso S&OP adaptativo le ayudará si lo tiene en su lugar.

Y, sobre todo, prepárese para el futuro. Si ha iniciado la transformación impulsada por la demanda, acelérela, ya que la velocidad del cambio en su entorno se está acelerando.

Si aún no se ha embarcado en esta transformación y todavía está en un modelo de previsión, ¡es más que urgente rediseñar su cadena de suministro para hacerla ágil y resistente!