Vídeo del seminario de Carol Ptak en Bilbao, editado por MU
16 diciembre, 2016
Reducir inventarios, mejorar el servicio y satisfacer al cliente ¿Es posible?
3 enero, 2017
Mostrar todo

Necessary but Not Sufficient es el título del libro de E. Goldratt, E. Schragenheim y Carol A. Ptak. En él se discute cómo la tecnología no es suficiente si no está fundamentada en las reglas correctas.

Industria 4.0…Necesario pero no suficiente

La revista DYNA Management publica un artículo sobre Industria 4.0 citando a Manuel Castro, Socio Director de CMG Consultores 

Link a la noticia

15/12/2016

En la actual Economía pos crisis -si es que realmente hemos salido de ella- se habla mucho de la Industria 4.0… o de la cuarta revolución industrial. Básicamente estamos hablando de un nuevo entorno industrial en el que la alta tecnología (la robótica) ha tomado el control. Estamos hablando de una nueva industria asociada a conceptos como la computación en nube, Internet de las cosas, tecnologías en tiempo real de detección y de respuesta, servicios basados en la nube, análisis de grandes volúmenes de datos, robótica, inteligencia artificial, impresión 3D… y así sucesivamente.

En esencia, podríamos decir que la Industria 4.0 es una estrategia de alta producción, basada en el uso de alta tecnología y que pasa por vincular, las más modernas tecnologías de la información, con las operaciones propias de las cadenas de fabricación y suministro de las empresas. Sería la cuarta revolución industrial tras las que se fueron sucediendo asociadas a la máquina de vapor (1760/1840); energía eléctrica (1870/1930); y tecnologías de la información que permitieron planificar, controlar y automatizar la producción.

Materiales y máquinas se hablan

Pero todo eso ya es pasado. Ahora estamos al comienzo de la cuarta revolución industrial, la que supone introducir Internet de las Cosas en la industria manufacturera. Es la fusión de los mundos digital y físico, lo que supone desarrollar un modelo de producción descentralizado, en el que materiales y máquinas se intercomunican en tiempo real… sin necesidad de atender a ningún plan de producción fijo y prestablecido. Los comercios y las fábricas se interrelacionan, en tiempo real y a través de la nube. De este modo se supone que la cadena de suministro podrá responder, de forma autónoma, automática e inteligente a los cambios de la demanda final. Evidentemente, todo esto modificará/revolucionará los modelos de negocio actuales, en lo referente a la forma y manera en la que se diseñan, fabrican y entregan los productos y servicios demandados por el mercado.

Una implantación global y generalizada de la Industria 4.0 permitirá conocer, mucho mejor que en la actualidad, la demanda del mercado. Además, se posibilitará el intercambio de datos extraídos del estudio y análisis de esa demanda (Internet de las Cosas). Esta es la teoría, pero…

 

Puede el desarrollo de tanta tecnología… no servir para nada

¿Sí la Industria 4.0 es tan potente y eficaz, por qué le funciona a todo el mundo? Esta es la pregunta que se hace Manuel Castro Hermida, socio director de CMG Consultores, una empresa especializada en la aplicación de Demand Driven MRP (DDMRP), una innovadora metodología para la planificación y gestión de inventarios y materiales. En palabras de Manuel «las empresas se gastan miles de millones para hacer un producto 4.0. Pero esto, a menudo, no es suficiente«. Según Manuel, hay que tener en cuenta que el tiempo que el cliente está dispuesto a esperar se ha reducido, como consecuencia de que vivimos en un mundo sobresaturado. Los planes producción tienen en cuenta que el tiempo que tardamos en comprar, más el que se tarda en fabricar, es mayor que lo que el cliente está dispuesto a esperar, de ahí la necesidad, para las empresas, de tener previsiones de ventas. Una vez calculadas estas previsiones, los datos entran como input en el plan maestro de producción, y, en base a ellas, se toman (cada día) dos tipos de decisiones: comprar materiales y componentes y fabricar productos. ¿Qué puede pasar con el 4.0 si no modificamos esta forma de trabajar? Pues que fabriquemos lo incorrecto, sólo conseguiremos fabricar más y más rápido… pero no veremos resultados en servicio al cliente. Generamos dinero fabricando y vendiendo lo correcto… esto es, armonizando fabricación (oferta) y demanda del mercado en tiempo y forma.

Manuel tiene claro que la correcta señal de la demanda, el Demand Driven MRP, es lo que da sentido a la industria 4.0 «necesaria, pero no es suficiente para mejorar. Sin Demand Driven MRP, la producción no recibe la señal correcta de la demanda… y esto es lo que está ocurriendo en los últimos años. Las empresas producen una gama de productos cada vez más amplia. Como vendemos poco, tenemos que desarrollar y fabricar más productos…pero, al final, las ventas no aumentan como esperábamos y acabamos fabricando lo incorrecto».

Las implantaciones de Demand Driven MRP, que sustituyen las previsiones de venta por unos buffers de producto que cambian diariamente en función de las ventas, han demostrado que los niveles de servicio aumentan hasta cerca del 100%. Además, se liberan recursos que antes se dedicaban a comprar/fabricar lo que se preveía vender, pero que el cliente nunca llegó a comprar». En este caso, Demand Driven MRP será la llave que da sentido a todo esto, permitirá que la solución 4.0 cumpla su cometido. Necesaria y Suficiente.