CASO DE ÉXITO EN ERREKA
28 abril, 2020
CASO DE ÉXITO EN FRULACT
28 abril, 2020

Como profesionales de la cadena de suministro, todos hemos sido formados para anticiparnos. Esto es totalmente necesario: tenemos que preparar a nuestra empresa para satisfacer las necesidades futuras.

Sin embargo, noto durante cada implantación de DDMRP un hábito desafortunado: lanzamos los pedidos de fabricación demasiado pronto, hacemos pedidos a nuestros proveedores con demasiada antelación. Tomar decisiones demasiado pronto significa que nos cerramos a otras alternativas. ¿Qué pasará si cambia la demanda?

Nuestros sistemas MRP a menudo nos llevan a confirmar los pedidos demasiado pronto.

Un ejemplo: hemos cargado previsiones y pedidos firmes de varios productos acabados.

Si soy un comprador o planificador responsable de las referencias de compras, a veces mis piezas están varios niveles por abajo en  la lista de materiales, por lo que veo las necesidades netas  un tiempo antes, pero no soy capaz de distinguir cuales provienen de pedidos en firme, cuáles de previsiones y cuáles del stock de seguridad. Estos requisitos son calculados con mucha precisión por mi sistema ERP, son cifras calculadas por el sistema, inspiran confianza. A los ojos de la organización soy el culpable cada vez que hay una rotura de stock. Cuando le pido a mi proveedor un plazo de entrega más corto, es complicado. Por todo ello parece que me conviene hacer los pedidos lo antes posible

Eso a pesar de que decidir demasiado pronto provoque equivocarse más…

Entendamos mejor nuestro modelo de operaciones y los plazos reales en los que tenemos que activar los pedidos. Construyamos el modelo de control para comprimir los ciclos de reposición, y controlémoslo diariamente mediante las herramientas adecuadas

Las soluciones de DD Tech están diseñadas para  no tomar decisiones demasiado pronto. Lanzar un reaprovisionamiento demasiado pronto en R+ pondrían el buffer por encima del tope de verde. DBR+ propone lanzar una orden sólo en el momento adecuado para que llegue un buffer de tiempo antes de la limitación.

Para los líderes de las implantaciones de Demand Driven este es uno de sus retos en la gestión del cambio: ¡debe dar a sus equipos de planificación la confianza para atreverse a decidir lo más tarde posible.